miércoles, 30 de julio de 2008

En el aire



La compañía australiana Strange Fruit nos trajo su espectáculo "The Field" en el Vale do Anganhabaú de São Paulo, teatro en la calle, un performance que nos hacía volar por un momento. Si queréis saber un poquito más, aquí os dejo un enlace a un vídeo.

martes, 29 de julio de 2008

Y si te gusta el café




Para que siempre recordéis vuestra visita a Brasilia y os sirva de escusa para volver. A partir de ahora esta canción la pondré de moda en mis clases.
(Gracias Pavel y Jana)

lunes, 21 de julio de 2008

Las maravillas del cerrado


El cerrado nos deja sin palabras cuando nos adentramos un poquito en él, Goiás Velho, Caldas Novas, Pirinópolis son algunos pueblecitos con encanto donde podemos ver cómo el tiempo se ha quedado parado, dejándonos la esencia de mayor esplendor de estos pueblos de colores que se pierden entre un sin fin de parajes naturales, como el Parque Nacional de Emas donde podemos ver avestruces, São Domingos en el Parque Estadual Terra Ronca con numerosas cuevas como la cueva de São Bernardo, allí podemos escuchar sonidos parecidos a un ronquido y que los produce la propia tectónica de placas, son los sonidos de la profundidad de la tierra.

Aunque lo que realmente se considera la “joya del cerrado” es la Chapada dos Veadeiros, para conocer con profundidad la chapada nos vamos a centrar en tres pueblos, Alto Paraíso, Cavalcante y São Jorge. El pueblo más importante es Cavalcante, fundado en 1740 y sede de los kalungas, esclavos procedentes de Bahía, tiene alrrededor de 7000 habitantes.

¿Dónde ir para conocer bien la Chapada?

En Alto Paraíso, tenemos la Cascada de Poço encantado de 30 m de altura y una playa de arena blanca bastante limpia. Además, cerca tenemos el Salto de Roizama al que tenemos que ir muy bien preparados.

En Cavalcante, hay bastante que visitar, la primera parada la podemos hacer en la Cascada Boa brisa que está cerca de la ciudad y viene muy bien para darse un bañito en el lago con su correspondiente playa de arena. Las playas del río das almas las tenemos también cerquita, a 5 km de la ciudad.
El Ponte da Pedra sobre el Río São Domingos, desde allí podemos contemplar el Vão dos Órfãos, Parque de la chapada y la Sierra Santana, ya nos vamos haciendo una idea de la riqueza de la chapada. La Cascada Ave Maria en la Serra Nova Aurora no la podemos dejar en el aire.
Las cascadas más espectaculares son la de Santa Bárbara de 30 m de altura y un río verde esmeralda con piscinas naturales y muy cerquita está la comunidad Kalunga que no podemos dejar de visitar, formada por 4.000 habitantes que se reparten entre Montealegre y Teresina. Otra cascada que no nos podemos perder es la Cascada Capivara (río Capivara/ Córrego Tirica) y las Cascadas del rio da prata con bonitos lagos, aunque ya estamos a 50 km de Cavalcante.

En São Jorge, encontramos la Cachoeira das cariocas (río preto) y es una de las más famosas de la chapada y el Valle da lua a 5 km del pueblo, este último es uno de los paisajes más bonitos de la chapada, incluso es el punto con más luz del globo terráqueo por su riqueza en cuarzo. También nos encontramos con pinturas rupestres y aguas termales.

¿Dónde alojarse?

Pues haciendo una pequeña investigación por guías y demás, si nos quedamos en Cavalcante que es donde tenemos más cosillas que ver, y siguiendo el criterio de una posada en medio de un paraje natural, la mejor opción sería la Pousada Vale das Araras, ya que nos daría derecho a visitar un complejo privado de cascadas y pozas para baños. Después tendríamos otras posibilidades, Reserva Renascer que tienen servicio de masajes terapéuticos o la Pousada do Morro encantado, con vistas a ese cerro y piscina y la Pousada Fazenda Veredas en el Cânion Veredas.

Si finalmente decidimos que nos interesa más la originalidad, tenemos la Pousada Trilha Violeta con una galería de hamacas, la Pousada Casa das flores con piscina y luz de velas y está entre São Jorge y Alto Paraíso. En São Jorge tenemos la Ecopousada Cristal da terra con piscina, ya veis que falta de opciones no tenemos y sin alojamiento no creo que nos quedemos.

¿Dónde comer?

Seguimos en Cavalcante, en el Restaurante Kalunga, también en la Reserva Bacupari que sigue el agroturismo sostenible y donde nos podemos pedir “Picanha ao molho do Buriti”, la pizza artesanal de Pizza Roots es aconsejable. Unos chilenos llevan la Microcervecería artesanal Arace y la aconsejan para tomarte una cervecita y el Bar Hakuna Matata que es de una de las hijas y sigue la misma línea que la anterior, el nombre del bar está inspirado en la película de walt Disney El rey León.

Y no nos podemos perder…

Practicar deportes como rafting y navegar por Río claro, la flora como las bromelias, los paepalanthus y el árbol pequizeiro, también he visto que hay una feria de arte popular todos los años en Cavalcante, este año será el 23 y 24 de agosto y tendrá como tema el agua. Bueno, ya me despido por hoy, espero que vosotros aportéis un poquito más en vuestros comentarios y si véis que me he olvidado de algo importante y que no debemos perdernos, os lo agradecería.

martes, 15 de julio de 2008

Olimpiadas en Pekin

Barcelona nos aficionó a todos a vivir por unas semanas un espectáculo deportivo, ya estamos contando los segundos para que ese nuevo encuentro empiece y será en la capital de China, una pena no poder ir en estos días pero lo viviremos de cerca.

lunes, 14 de julio de 2008

Berlín




Al levantar mis ojos me encontré de repente con la puerta de Brandemburgo, comencé a buscar las fronteras entre aquellas dos ciudades, Berlín del este y Berlín del oeste, acababa de salir del museo Guggemheim donde trabajaba una amiga y me había dado la información necesaria para no perderme y no perderme nada de la ciudad. En aquel momento el invierno se había apoderado de sus columnas y un centenar de turistas se agolpaban alrededor, pasé por detrás para ver si encontraba el mítico muro, me encontré con algunos restos que han quedado como una leyenda urbana, aquello que fue tan importante para la historia y que en el ochenta y nueve todas las revistas ofrecían como regalo, un trozo de aquel muro que había separado durante décadas a un mismo pueblo.

Lo que más me sorprendió de Berlín fue la paz, la tranquilidad, las bandadas de pájaros en el cielo, la antigua casa ocupa que ahora es el centro de arte Taredes, allí ví la mitad de Shortbus de Jean Mitchel Cameron y me sorprendió, la otra mitad de la película la he visto en otras ocasiones. Me perdí un poco por las calles de aquel barrio que tenía la esencia de la navidad europea y del frío, hice tiempo para cenar en un indio con Daniel y Aza, que me cuidaron mejor que nadie con sus palabras, sus desayunos y los misterios de aquella panera que nos hacía pan de todos los sabores.

El punto de referencia fue siempre Fiedrichstrase y de allí comenzabas cada día un viaje que te llevaba por debajo de los tilos, al fin pude descubrir que los museos podían ser una ciudad y que Alexanderplazt tenía la libertad de mezclar todos los estilos, las tuberías eran de colores y Postdarmerplazt te dejaba atónito con su arquitectura futurista y mucho más cine.

Los fuegos artificiales anunciaron el nuevo año en un ambiente entrañable y diferente, las uvas nos las tomamos por intuición, un poco desacompasadas, nos quedamos hablando mucho tiempo, las siempre sobremesas eternas.

(Gracias a Daniel y Aza)

domingo, 13 de julio de 2008

Y los atardeceres que nos quedan por ver...


Me quedaría horas y horas prolongando cualquier atardecer, parecen como el último regalo del día o quizás el primero del día siguiente. Me hablaron una vez que los atardeceres en realidad marcaban el inicio del día y que comenzaba nuestra suerte a partir de ese momento y acabaría con el siguiente atardecer, puede ser verdad, cualquiera sabe lo que nos espera en cada segundo que pasa. Nos quedan las tardes de domingo para contemplar aquel atardecer en nuestro lugar preferido, al menos podemos reservar ese día, aunque ya hubo momentos en los que todos los días reservábamos un momento para ese espectáculo.

viernes, 11 de julio de 2008

A los que escriben



Las palabras a veces están muy limitadas y no expresan todo lo que queremos, es lo que ocurre siempre que nos ponemos a escribir, de repente surge un ir y venir de ideas, unas ganas terribles de expresarlo, de sacarlo fuera y el vehículo que encontramos son las palabras con las que nos expresamos todos los días. El ejercicio de las mismas y el dominio de una lengua son nuestras herramientas para transmitir aquellos pensamientos que nos invaden. Cuantas veces no nos hemos levantado para escribir rápidamente algo, siempre he tenido un papel en la mesita de noche o una libreta cerca para dejar escrito aquello que a veces pasa, y olvidamos sin más.
Escribir surge del propio deseo de expresarnos y de querer compartir todo aquello que pasa por nuestra mente, contar lo que sucede en nuestro mundo de una forma distinta, saber interpretar todo lo que nos rodea y vivir de otra manera aquellas realidades que se nos presentan donde pasan muchas historias escondidas que solamente la imaginación es testigo o tal vez no, pertenecen al mundo mas real pero saben diferente y son de un color que no podemos ver.

domingo, 6 de julio de 2008

Toronto





En el lago Ontario estaban escritas muchas ciudades, Toronto, fue un antes y un después en mi vida, donde la vida sana y la afición por el deporte se adueñaron de mis costumbres diarias. Viví en Gerrard street East, justo en el Neill-Wycik Summer Hostel que está en la downtown al lado de church st., en aquel barrio fabriqué por unos meses mi pequeño mundo, el supermercado de todos los días, el gimnasio YMCA en 20 Grosvenor St., Dundas Square donde pasaba muchas de mis horas en los espectáculos y en el shopping que comunicaba con la ciudad subterránea, sobre todo en la tienda de apple, una de mis favoritas. Era una forma de vida muy diferente a la de Europa, pero tal vez la mejor filosofía del viajero como nos decía un famoso sabio, allí donde fueres haz lo que vieres.
La CN Tower, la plaza cubierta de Calatrava en el barrio administrativo y el puerto eran los lugares que servían de punto de partida para muchas carreras a la caida de la tarde, allí descubrí que siguiendo a las colas de gente puedes descubrir muchas cosas. Una tarde de domingo comencé a seguir una fila de gente y de repente entré en uno de los barcos para a central island, donde hay pequeñas playas y se puede tomar el sol, es una isla que parece que está dentro de Toronto.
La Young st. atraviesa toda la ciudad de norte a sur, a mi me gustaba bastante College st. es la calle en la que se encuentra una de las entradas con la universidad de Toronto que recuerda a una universidad inglesa, si continúamos por allí llegamos al bairro italiano donde se encuentran los mejores restaurantes de la ciudad. Muchos desayunos los tomaba en el Café gato, ya que estaba muy cerca de dónde estudiaba inglés. Tenía compañeros de todos los lugares del mundo, incluso me dieron la receta del sushi, comida a la que me aficioné después de aquella fiesta gastronómica que hicimos el último día de clase. No quiero contar lo que ocurrió la primera vez con el wasabi en aquel restaurante japonés con Jared pensando que era aguacate.
En la biblioteca pública que se encuentra en Bloor St. continuaba con mis estudios de la lengua inglesa, fijaos mi fidelidad que un día que no me enteré que era fiesta me la encontré cerrada y fuí partícipe de una procesión de Hare Krishna.
Algunos días me perdía por el Kesington Market un barrio con mucha vida durante el dia. Allí estuvo la primera comunidad hippie de la ciudad con sus casas de colores. El bairro chino queda bastante cerca y es uno de los más grandes de norteamérica, allí compré todo lo necesario para casa y algunos delicatesen culinarios.
Por Bloor st. era una de las calles por donde más paseaba, a la altura de Yorkville Ave. / Bay St. está el Cafe Nervosa, allí me iba muchas veces a escribir. Lo que más me gustaba de Toronto que nada me recordaba a nada, tan solo la Casa Loma que te recordaba a un castillo francés, pero aún así eran otros códigos y otros referentes, donde es fácil replantearse la vida y abrirse a otros espacios.

viernes, 4 de julio de 2008

Locos por el vídeo



Desde que comenzamos con la aventura de internet, el vídeo se ha convertido en uno de nuestros mayores recursos y con la aparición del youtube ya no tenemos excusa para no introducir el vídeo en nuestras clases.


Para descargar vídeo del youtube podemos hacerlo con el real media player, el otunnel, el idesktop.com , el youtube downloader, el jingproject o el save2pc, estos dos úlimos son bastante completos e incluso te los convierte en avi, también si sabes chino podéis acceder a las páginas youku y tudou.


Podéis encontrar vídeos para la clase en la mediateca de rtve, podéis consultar Hispanorama de RNE en la misma página de la rtve, vídeos graciosos en tu.tv, archivo de la experiencia, metacafe o la página colaborativa de audiolingua.


Si nos vamos a youtube, no olvidéis los vídeos del programa de TV Splunge o de Monty Python se pueden usar para tratar pragmática en la clase de ELE.

(Gracias a FORMESPA y Cristina Corral)

martes, 1 de julio de 2008

Aniversario



Un día como hoy, comenzaba nuestra vida dentro de la blogosfera, hubo muchos proyectos anteriores, incluso una web que mantuve durante tres años y que mucho de aquel trabajo lo tenéis en este blog. Ya hemos cumplido un año, día a día hemos sido partícipes de un blog que comenzó con la idea de ser una plataforma de comunicación entre mis estudiantes de español y profesores interesados en las TIC, el ministerio de educación en Brasil nos ha elegido entre sus novedades y cada día tenemos más gente que se interesa en nuestro trabajo. Gracias a todos